ANTE LA FALTA DE CREDIBILIDAD EN SU DESEMPEÑO, DIPUTADOS ABANDONADOS POR LA CIUDADANÍA EN LA APERTURA DEL PERIODO

 

Luis Roberto Rodríguez

Con la indiferencia del gobernador Graco Ramírez y la marcada ausencia de líderes partidistas, empresarios y actores sociales, los diputados locales aperturaron el segundo periodo de sesiones del primer año de ejercicio legislativo en el Congreso Local.

En una ceremonia por más deslucida y con la orden a los trabajadores de colocarse en las gradas para aparentar un recinto abarrotado.

Los ocho partidos representados en el Poder Legislativo fijaron su postura, la mayoría se enfocó en temas recurrentes como la inseguridad, tomando como bandera el asesinato de Gisela Mota para evidenciar el fallo del mando único y la crisis de violencia,  la educación, la salud y atender la pobreza.

Fue el diputado del Partido Humanista Jesús Escamilla, quien recriminó a sus compañeros sobre sus discursos en pro de Morelos, “no vengan a contar cuentos” a la ciudadanía, “se han congruentes” con los que votaron con la ilusión de que las cosas iban a cambiar, observan que “sus diputados se van de un sólo lado”.

“Un diputado esta para señalar y defender al pueblo”, “no para venir alzar la mano”, sostuvo.

Afirmó que en Morelos  no es un estado en paz y armonía, cuando el mandatario estatal no se presenta al congreso a escuchar las demandas y necesidades de la población a través de sus diputados.

Exigió acabar con el saqueo en los municipios y con la corrupción en el Poder judicial, mientras que su titular, Nadia Luz Lara Chávez ahí presente, mostraba apatía a los comentarios del legislador.

Durante su participación, Carlos Alaniz Romero, coordinador del PAN,  lamentó que el gobierno de Graco Ramírez haya convertido a Morelos en una fábrica de pobres de pasar de 843 mil a 993 mil  personas en situación de pobreza.

“El contraste es que los pobres de Morelos cuentan con estadio de futbol con un costo de 500 millones de pesos de recursos públicos, para que juegue un equipo privado, que no reporta ingresos a las arcas públicas.

Sobre el juicio político, el legislador aseguró que el blanquiazul consideró procedente el juicio  político, porque cumple con los requisitos, además es lo que exigen los morelenses transparentar los recursos financieros de nuestro estado.

Finalmente, el presidente de la mesa directiva, Francisco Moreno Merino, muy a su costumbre con errores evidentes durante la sesión, al confundir al coordinador del PRI, Alberto Martínez con el del PAN,  llamó al trabajo, la prudencia y el compromiso de todos a favor del desarrollo de la entidad.

Exhortó al gobernador y a los legisladores federales a conciliar sus diferencias personales.

12592304_1199688526710893_1657401856119954295_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *