Le regresó la humildad a la mujer más odiada de Morelos «Hortencia Figueroa»

Luis Roberto Rodríguez

Partiendo plaza  y enfundada en un saco rojo, pantalón negro y blusa blanca, llegó  la ex diputada perredista, Hortencia Figueroa Peralta, considerada la mujer mas odiada y repudiada del estado de Morelos, a los juzgados de Ciudad Judicial a enfrentar el juicio de corrupción en su contra por el manejo turbio de los recursos del Congreso.

Serena y de la mano de su esposo, pretendiendo reflejar tranquilidad y respaldo de su cónyuge, olvidando sus aires de prepotencia y caras de molestia, cuando los reporteros la cuestionaban de la desastrosa administración de su jefe Graco Ramírez, ex gobernador de Morelos o de las leyes y pensiones doradas que han llevado al quebranto financiero del congreso.

Por recomendación o por manejo propio, se observó a otra Hortencia, o de plano le regresó la humildad cuando era trabajadora del congreso y  bajaba del Pullman México-Zacatepec, es dificil de creer ésto último, más bien esta nueva Hortencia en una clara estrategia política para dar otro cara a la sociedad, de que no es responsable del desvío de recursos, de entregar moches económicos a los diputados de oposición para aprobar todas las reformas y leyes que hicieron que Graco Ramírez y Rodrigo Gayosso saquearan las arcas de la administración estatal.

Lo que es cierto,  y muy a su estilo, es que la ex presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, traia bajo la manga junto con sus abogados una estrategia para echar a bajo las acusaciones de corrupción, sin embargo la vicefiscal  anticorrupción se dió cuenta a tiempo y difirió la audiencia. Esperemos ver en qué termina la historia de corrupción de Graco Ramírez y sus cómplices.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *